martes, 8 de enero de 2008

Del amor que nos aleja


Ayer salí del trabajo temprano, y fui al café de la esquina. El calor era insoportable y no me dejaba pensar, así que decidí tomar algo y quedarme un rato. La soledad siempre me da claridad.

Ví como el cielo comenzó a nublarse rápidamente a través de la ventana. Seguramente nadie sospecha. Las expresiones heladas, la voz firme, los ojos vacíos…nadie sospecha.

Cómo me gustaría que alguien, cualquiera, ¡el mozo!...sea mas incrédulo. Deseé entonces no estar solo, no pensar. Quise que alguien me dijera qué rumbo seguir, sin consultar mi opinión. Hubiera obedecido cualquier consejo.

Un caminante me miró a los ojos a través del vidrio. Me gustó pensar que me respondía en un silencioso idioma que yo ignoraba, pero mi optimismo con los milagros es ya nulo.

La lluvia afuera era incesante. La gete corría por las veredas y se refugiaba en cualquier recoveco conveniente, exhibiendo constantes muecas, como las exhibe quien siente el frío.

No se cuántas horas estuve en el café. El pensar en pensar en meditar y decidir me perdió muy muy lejos del lugar donde estaba mi cuerpo, inmóvil. Corrí en vano buscando destinos en los caminos del concepto y la reflexión, pero no encontré más que bifurcaciones infinitas.

Entonces sucedió. Un increíble aroma inundó el sector donde me encontraba y me devolvió dulce y dolorosamente a la realidad. Noté casi instantáneamente los trozos de hielo que caían sobre Buenos Aires, como una paliza de justicia sobre la raza. “Difícil para volver”, pensé, pero ese aroma suave de almendras me recordó demasiado. Decidí pagar y salir de ahí.

El sol, el calor, la educación, la historia, la gente…estaban esperandome afuera, intocables, y volviéronme a pasar por encima cuando di el primer paso sobre la vereda. Las calles resecas y calientes por el calor incesante de la temporada se hacían sentir, tentándome a entrar nuevamente al café. Pero el olor a almendras seguía fresco en mí…tenía que besarte.

“Mesura”, pensé un tiempo después, “Mesura, como en las viejas épocas”. Pero era tarde para eso, ya estaba en plena primavera.

8 comentarios:

Brian dijo...

Exelente, e increible coincidencia conceptual. me gusto mucho esteban.

Anónimo dijo...

Vaya este! hasta que te dignas a posteaaar jajajajajaaj!!! me encantó COMO SIEMPRE! ... muy muy lindo, lo escribiste tu? como le haceees?? :/
Esta parte fué la mejor..todo en gral. pero la q mas me gusto.

"Ví como el cielo comenzó a nublarse rápidamente a través de la ventana. Seguramente nadie sospecha. Las expresiones heladas, la voz firme, los ojos vacíos…nadie sospecha."

Te mando besos! =)

Lochis dijo...

Che,¿lo escribiste vos?

Besos!!

este dijo...

paloma, lochis:
sisi, es mio!

saludos cordiales

Vale dijo...

me parecio realmente interesante la manera de encarar una situacion que se me hace tan cercana y volcarla en un texto tan bello...

imposible recordar cuantas veces quisimos alejarnos de la realidad...

muasssssss

suerte

como siempre un gusto leer tu blog

Lucía Girón dijo...

Ay, no dudes de que voy a visitar incansablemente esta página. Que voy a leer intensamente cada renglón de lo escrito.
Qué bueno que te guste Benedetti, Serrat (que por cierto: lo fui a verr!! fuiste? estuvo bárbaro!); faltaría que leas Henry Denker, y si no es así te lo recomiendo (principalmente este hijo es mío).
Te invito que pases a mi blog las veces que quieras! Está abierto! =)

Seguí con estos éxitos!
Saludos

Anónimo dijo...

esteban!!!!!!!!!!!!!!!!!!! che cuanto progreso!! re lindo!!! coincido con paloma en esa frase igual a mi me gusto la de ¨la soledad me hace pensar con claridad¨ no se si la cambie un toque pero es lo que recuerdo de lo que lei! bueno ahora una pregunta estos textos los tenes acumulados o los estan escribiendo en la actualidad? porque estan posteando bastante seguido!!!!!! bueno te mando un beso!!!!!

este dijo...

lucia: no lei nada de Denker, que onda? saludos

valeria: que bueno que te gusto, aunque debo reconocer a estas alturas que representar a la gente no es para mi una preocupacion a la hora de escribir. Tal vez el caracter autobiografico de algunos de los textos tengan que ver con eso...a todos nos pasan mas o menos las mismas cosas.

mariana:
los textos los estoy escribiendo en estos dias, aunque ahora el hecho de que me voy de vacaciones el 15 me quita tiempo y (por que no?) ganas.
Lamento decir que la parte que mas te gusta del texto a mi me parece la mas flaca, pero aprecio tu opinion.
saludos, y que andes bien, ya nos veremos.