lunes, 9 de abril de 2012

Ni la sombra

Te vas antes que el verano esgrimiendo justicia. Y a mí, pecador desafortunado, no me queda ni la sombra de los árboles.

No hay comentarios: